Kit de riego

1 artículo

Kit de riego para los cultivos

Un kit de riego por goteo es una práctica solución para controlar los cultivos más exóticos (cómo los cultivos de marihuana). Permite lograr un buen ajuste a las zonas secas, logrando al mismo tiempo que se desperdicie la máxima cantidad de agua. Además, estos kits también permiten que cada planta reciba la cantidad de aguas y nutrientes que necesitan para crecer.

Pero la que sin duda es la principal ventaja de hacerse con  un kit de riego es que el jardinero no tendrá que estar pendiente en todo momento de regar.

Estos sistemas deben de ser dispuestos en la plantación de cannabis, en dónde infiltrarán el agua. Para ello, tendrán que ser acoplados a un sistema de goteros y de conductos.

Esto no quiere decir que te puedas olvidar de que tienes un cultivo, pero sí que es cierto que de lo único de lo que te tendrás que preocupar es de revisar cada cierto tiempo si el sistema funciona.

En el mercado podemos encontrar muchos kits de riego por goteo. Algunas personas no se terminan de decantar por ningún, por lo que se deciden a construir su propio kit riego por goteo.

¿Cuáles son los diferentes kit de riego disponibles?

Dependiendo de las necesidades de nuestro cultivo, y de nuestra habilidad, elegiremos un kit riego automático u otro diferente.

Si el cultivo es pequeño, o bien somos principiantes, podemos apostar por un kit de 4-8 plantas. En cambio, si tenemos una plantación más grande, entonces ya tendremos que ir a por un kit con capacidad para 20-40 plantas. Estos últimos packs son mucho más completos, y es que incluyen todos los elementos para dar forma al circuito de riego (incluso hasta la bomba).

El kit riego goteo se debe de conectar a un programador/temporizador; así podremos conectar la bomba y elegir un horario en el que se va a regar el cultivo.

Una buena apuesta es decantarse por el sistema de riego 10 plantas automático. Este kit incluye bomba + programador digital. Simplemente lo tendremos que colgar del depósito y orientar los tubos de la bomba en cada maceta. Es decir, que nos olvidaremos prácticamente del mantenimiento que antes le dábamos a nuestro cultivo de marihuana.

¿Prefieres algo más sencillo?

Pero es que incluso hay opciones más sencillas. Por ejemplo, con la bolsa autoriego 6 plantas (con una capacidad máxima de 10L), regar será mucho más sencillo. Se ha diseñado en PVC flexible para hacerlo todo todavía más fácil. Incluso hasta incluye goteros y utensilios para lograr una buena adaptación.

También podemos  irnos al kit de riego Fácil. Este kit es manual, por lo que incluye un embudo que nos permitirá trabajar con la solución de nutrientes, evitando que caiga dónde no debe. El sistema está unido a un tubo con un tamaño de 1,5m para llegar hasta a las plantas más lejanas.

Incluso te puedes ir de vacaciones

Kits de riego por goteo, cómo el Easy2go Autopop, nos permite irnos de vacaciones sin tener que preocuparnos de nada. Básicamente es una válvula capaz de suministrar agua a todo el cultivo. Lo único que hará falta es tener un depósito grande y colocar las macetas en una bandeja plana. Rellenamos el fondo con arcilla y colocamos la válvula en la bandeja y el cable en el depósito.

Encendemos la válvula y el kit de riego por goteo se encargará de hacerlo todo.

Tan sólo analiza en detalle tu tipo de cultivo y no tardarás en encontrar un kit de riego que se adapte a la perfección al mismo.