Piedras difusoras

1 artículo

La planta de la maría es considerada como una de las más complicadas de cultivar. La razón de ello es que requiere de cuidados específicos. Si no se los damos, no lograremos el máximo rendimiento posible, y hasta es posible que se nos lleguen a morir.

La marihuana siempre se ha utilizado cómo planta medicinal; incluso hay referencias que indican que se viene haciendo desde el año 2738 a.C. Más adelante se le dio otros usos: por ejemplo, la fibra del cannabis se puede utilizar para la fabricación de ciertas prendas, para fabricar cuerdas, textiles varios, incluso hasta papel.

Entre todos los elementos que nos pueden hacer falta para cultivar una planta de marihuana nos encontramos con las piedras difusoras. En los siguientes puntos vamos a estudiar en detalle a lo que nos referimos con esto.

Todo sobre piedras difusoras

Una piedra difusora es un tipo de elemento que se encarga de distribuir el oxígeno de manera uniforme a lo largo del depósito de alimentación. Son piedras que tiene el objetivo de oxigenar y sanear el sistema.

Se deben de usar en combinación con las bombas de aire y con el tubo de silicona.

Ten en cuenta que si la raíz no recibe la suficiente cantidad de oxígeno (bien porque la temperatura del agua esté demasiado elevada, o bien porque el sustrato no sea el adecuado), la planta no será capaz de absorber los nutrientes que precisa para su desarrollo, por lo que el rendimiento no será el adecuado.

Distintos modelos de las piedras difusoras

Por todo lo que hemos visto, la piedra difusora es un elemento que no puede faltar en los depósitos de agua. También nos permitirán medir el aire que hace falta para oxigenar el cultivo.

Funcionan de una manera muy sencilla: en el momento en el que el aire se desplaza a la bomba en forma de burbujas, las piedras se oxigenarán mejorando así la calidad del agua.

¿Y esto que significa? Básicamente que los fertilizantes se lograrán colocar en el fondo para que tanto los mismos cómo el agua estén en buenas condiciones durante el máximo tiempo posible.

Importancia dentro del cultivo

Aunque es verdad que existen muchas alternativas para oxigenar un sistema de cultivo de marihuana (o de otro tipo de planta), las piedras difusoras son la mejor alternativa. Una de sus principales ventajas es que no tiene un impacto negativo sobre el agua (es decir, que no la contamina de ninguna manera). Las burbujas aportan oxígeno a las plantas, consiguiendo que estas estén en las mejores condiciones.

No son necesariamente obligatorias, pero sí muy recomendadas para lograr los mejores resultados. Sin embargo, se consideran  imprescindibles para la bomba de aire.

Principales características de una piedra difusora

  • Color: El color de cada piedra es bastante variable, pero lo más normal es que tenga una tonalidad similar a la de los rayos del sol.
  • Objetivo: El objetivo de las piedras difusoras es lograr producir burbujas de forma constante para lograr la oxigenación del agua y de la planta. También evita que los fertilizantes lleguen a sedimentarse en el fondo. Las plantas conseguirán todos los nutrientes que necesitan para sus diferentes fases de evolución.
  • Textura: Las piedras tienen una textura porosa.
  • Impacto en el agua: Cómo ya hemos comentado, no contaminan el agua, por lo que se pueden emplear en diferentes soluciones sin afectar de forma negativa al desarrollo de las plantas.

Con esta información te recomendamos elegir buenas piedras difusoras y así podrás lograr cultivar cannabis sin ningún tipo de problema. Tan sólo te hará falta hacerte con el resto de requisitos.