Tubos y accesorios

13 artículos

Conseguir un buena circulación de aire es crucial en cualquier tipo de entorno; pero si estamos hablando de cultivar plantas especiales (cómo marihuana), este tema cobra una mayor importancia.

Un sistema de ventilación ayudará a tener controlado el aire del ambiente; conseguirá que se vaya renovando de forma continua, además de que la concentración de CO2 sea la correcta. Para lograr una buena gestión del aire, se debería de contar con un extractor de calidad.

¿Para qué sirven los tubos de cultivo?

Los tubos de cultivo son elementos que componen el sistema de ventilación. Son tubos simples que se interconectan, haciendo que sea posible todo el sistema.

Muchas veces se necesitarán de accesorios especiales para conseguir esta conexión, cómo las “uniones en forma de T”. También es posible que necesitemos de otros elementos cómo los manguitos o reducciones.

Aunque pueda parecer que unificar todos estos elementos es tan fácil como armar un puzzle, lo cierto es que requiere de una cierta destreza y de una buena capacidad de observación por nuestra parte. En el caso de que la unión de los tubos de ventilación no sea la adecuada, es posible que se cuele el aire entre las hendiduras que hemos dejado. No solamente acabará con la posibilidad de controlar el aire del entorno, si no que el olor podría llegar a la calle, lo que haría que perdiéramos toda privacidad.

Una forma práctica de asegurarse de que las uniones son correctas es utilizar la típica cinta adhesiva entre los diferentes tubos. Además, se puede colocar una brida para asegurarnos de que no se filtrará el aire.

¿Qué tipos de tubos se pueden encontrar?

Tubos flexibles de aluminio

El tubo flexible de aluminio es el tipo más utilizado. Se empleará para conectar el extractor con la calle y permitir aislar el aire caliente.

Tubos insonorizados

Dependiendo del tipo de extractor o extractores que tengamos, el ruido que emitirá el sistema del cultivo puede ser mayor o menor. En aquellos entornos ruidosos se recomiendan utilizar un tubo insonorizado (normalmente confeccionados también a partir del material aluminio).

La principal diferencia de este tipo de tubo con el anterior es que llevan una capa de fibra que los envuelve. No sólo tiene capacidad de aislar el ruido, si no también la temperatura del aire. Se suelen usar en combinación con cajas silenciadoras.

La gran mayoría de las veces, si un extractor hace mucho ruido, el principal problema es que está fijado a la pared. En el momento en el que funciona vibra, y la vibración se traslada al entorno en forma de ruido.

Una caja insonorizadora o silenciadora puede ser la mejor solución: la idea es introducir el extractor en estas cajas. Están diseñadas en un material que tiene capacidad para asilar el ruido (debido a que es muy denso). Además, en el interior suelen tener espuma, lo que hará que el ruido rebote y no salga al exterior. Si esto lo combinamos con el tubo insonorizado, te aseguramos que el ruido se acabará.

Algunos consejos clave para armar el sistema de ventilación en cultivos de marihuana

  • Mínima cantidad de uniones: De la misma manera que en los trabajos de fontanería, cuantas menos uniones haya, mucho mejor. En cada una de ellas podemos cometer el error de no usar la cinta adecuadamente, dejándonos alguna abertura.
  • Sistema silencioso: No escatimes a la hora de comprar un extractor y un tubo insonorizado, te ahorrarás más de un disgusto.
  • Ayuda profesional: Si no sabes cómo ensamblar los tubos de extracción de humos en un cultivo de marihuana, te recomendamos que pidas ayuda.

Ahora ya sabes lo importante que es la ventilación para este tipo de cultivo.

También te pueden interesar herramientas de control de clima indoor