Iluminacion

8 artículos

Importancia de la iluminación

Para gestionar un cultivo de marihuana hará falta una gran cantidad de luz. En el caso de los cultivos exteriores, la iluminación vendrá del sol.

Sin embargo, la cosa se complica en los cultivos de interior. Para suplir la carencia de luz del sol, necesitaremos focos especiales.
Los expertos aseguran que hacen falta dos tipos de luz para cultivar la marihuana durante toda la vida útil.

  • Crecimiento vegetativo: Durante esta etapa, la planta necesitará focos iluminación durante unas 18 horas. La temperatura de la luz de esta etapa debe de estar dentro del rango de 6500k. Además, considera que hará falta al menos un índice de 2000 lúmenes por metro cuadrado por cada cultivo de interior.
  • Etapa de floración: En la etapa de floración, las plantas de marihuana crecerán mucho mejor con una temperatura de color de 2700k; en este caso tan sólo necesitarán unas 12 horas de luz al día.

¿Y qué tipo de iluminación para armarios podemos comprar? Sigue leyendo para descubrirlo:

Cuáles se utilizan para el cultivo

  • Iluminación Led: con la iluminación LED podemos cultivar marihuana en entornos pequeños o grandes. Además, cómo no emiten calor, son una buena opción, incluso para poder usarla en verano. Este tipo es mucho más recomendado que la iluminación bajo consumo; lograremos una mejor floración, y al mismo tiempo controlaremos lo que estamos gastando en electricidad, evitando que nos llegue una factura de luz elevada a fin de mes.
  • Lámparas de socio (HPS): Son las que más se utiliza en los cultivos. Consiguen incrementar la producción debido a la gran variedad de colores en los que están disponibles, además de gracias a la enorme potencia de la luz. ¿El problema? Producen mucho calor, por lo que requerirán de que controlemos en detalle la temperatura del lugar, para evitar que las plantas se nos puedan llegar a quemar.
  • Iluminación LEC: Es uno de los sistemas de iluminación más innovadores del mercado. Está teniendo muy buena aceptación, ya que gracias a esta tecnología se consume muy poca electricidad y se consiguen cosechas muy productivas.

Para el verano podemos utilizar pantallas led iluminación, pero para el invierno deberíamos decantarnos por lámparas HPS.

Funcionamiento

Para que estos tipos de luminarias funcionen, necesitaremos por un lado un balastro (transformador de corriente). Estos se dividen en dos grandes grupos:

  • Balastros magnéticos: Se calientan mucho, por lo que desperdician bastante energía. Además, realizan parpadeos de forma continua (aunque son inapreciables a simple vista); esto hace que la luz no sea continua.
  • Balastros electrónicos: Los balastros electrónicos son los más recomendados en la iluminación interior armarios porque aprovechan al máximo la cantidad de luz que consumen, reduciendo el consumo y proporcionando mayor claridad. Además, cómo no parpadean, consiguen que llegue hasta un 30% más de luz a la planta.

También habrá que evaluar la compra de un reflector adecuado. Este elemento es que el que distribuirá la luz de la bombilla a lo largo del entorno, por lo que su compra debe de analizarse en detalle.

En los cultivos con calor podemos apostar por los reflectores refrigerados. Existen algunos modelos que tienen una mayor capacidad para repartir la luz, otros que la concentran en determinados puntos (llegando a zonas más bajas), etc.

Además de todo lo anterior, estos sistemas de iluminación necesitan contar con un temporizador. Es por ello, por lo que debemos de comprar un temporizador para regular el horario en el que la luz debe de estar activa o no, así como para gestionar la potencia a la que emite la luz.

Hay otros elementos que deben de evaluarse, cómo las mangueras de cable, los enchufes, las poleas que soportarán los focos (para subirlos y bajarlos de forma sencilla)…

Ahora ya sabes que tan importante es la iluminación para armarios a la hora de cultivar plantas de cannabis.