Bombillas cultivo interior

0 artículo

¿Qué son las bombillas y para qué sirven?

Las plantas de marihuana son muy sensibles y necesitan un tipo de luz especial para crecer. En los cultivos en el exterior no hay problema, ya que será el sol quien se encargue de darles la iluminación que precisan en cualquier caso.

El problema viene cuando las cultivamos en interiores.
A la hora de elegir bombillas para plantas, debemos de saber que estas se clasifican en básicamente dos grandes grupos: bombillas de bajo consumo y lámparas de descargas.

¿Qué diferencias hay entre ellas? Las diferencias son muchas (las vamos a analizar a continuación), pero la más destacada es que las lámparas de descargan necesitan de un transformador (conocido como balastro), mientras que las de bajo consumo no ya que se conectan a la toma eléctrica de forma directa.

Además, dentro de estas clasificaciones conviene diferenciar entre una bombilla para cultivo interior para el proceso de crecimiento, y las del proceso de floración.

Las bombillas recomendadas para el proceso de crecimiento son las que tienen un espectro de luz azul. Esta iluminación estimulará a la planta, recreando el hábitat de cómo si estuviera frente a un sol claro de primavera.

En cambio, para el proceso de floración hace falta un tipo de bombillas de calor con tonos más bien rojizos (que se relacionan con la época otoñal).

Lo más práctico suele ser comprar bombillas mixtas; son aquellas que sirven para ambos procesos. Estas sólo las encontramos en la categoría de las “lámparas de descarga”.

Independientemente de su compramos bombillas led cultivo o lámparas de descarga, al final habrá que elegir correctamente la potencia de la luz que necesitemos. Esta potencia está relacionada con el tamaño del armario, así como con la cantidad de plantas que vayamos a cultivar.

Por ejemplo, una bombilla 250w se suele emplear para armarios pequeños y para un número de plantas pequeño. Elegiremos una bombilla de 600w para entornos más grandes.

Sin más preámbulos, vamos a analizar las características

Bombillas de bajo consumo

Las bombillas de bajo consumo son las más recomendadas por los expertos para usarlas en espacios reducidos. La razón de ello es que la cantidad de calor que emiten es muy reducida, por lo que no afectará al proceso de crecimiento de las plantas.

Además, tienen un consumo mínimo y su instalación es sencilla. Lo único que hará falta es comprar un reflector con casquillo (aunque en algunos kits se incluye).

Las luces de crecimiento de bajo consumo son recomendadas para la germinación, para mantener plantas madres, para hacer esquejes.
Sin embargo, no se suelen recomendar para el proceso de floración ya que, al parecer, no siempre tienen la potencia suficiente.

Normalmente están disponibles en estas potencias, adaptadas a los espacios que añadimos a continuación:

  • 105 W -> 60 cm x 60 cm.
  • 150 W -> 80 cm x 80 cm.
  • 200 W -> 1 m x 1m.
  • 250W -> 1,2 m x 1,2 m.

Bombillas de descarga

Estas bombillas para plantas se caracterizan por estar rellenas de materiales pesados, cómo puede ser HPS o HM.

Son más potentes que las anteriores, por lo que son perfectas tanto para adaptarse a la etapa de crecimiento, cómo a la de floración.

Estas son las potencias más habituales y las dimensiones que cubren:

  • 250 W -> 80 cm x 80 cm.
  • 400 W -> 1 m x 1 m.
  • 600 W -> 11,2 m x 1,2 m.
  • 1000 W -> 2,5 m x 2,5.

Con esta información ya tendrás más claro que bombilla se adapta mejor al cultivo que quieres llevar a cabo.

También te pueden interesar estas categorías