Tratamiento de olores

0 artículo

El olor a marihuana es inconfundible. Se puede distinguir a mucha distancia del lugar en el que se encuentra la planta, lo que supone un importante problema para todas aquellas personas que quieran hacer sus propios cultivos. Por fortuna, existen muchas maneras de eliminar el olor a marihuana, los llamados tratamientos antiolores.

¿Para qué sirven los neutralizadores de olor?

Las plantas empezarán a emitir ese característico olor en el momento en el que empiezan a florecer. Si no conseguimos controlar este aspecto, si dejamos que el olor llegue hasta el exterior, podemos tener problemas con los vecinos, incluso hasta nos podrían llegar a delatar haciendo que ciertas personas se enterasen de lo que hacemos.

Si te preguntas cómo quitar el olor a marihuana, debes de saber que existen muchas maneras de hacerlo. Por ejemplo, en el mercado tenemos ambientadores o productos especiales. Existen modelos sencillos, capaces de acabar con hasta los olores más fuertes (cómo el olor a pescado o el que emite la gasolina), además de otros sistemas mucho más complejos.

Estos últimos sistemas, también más caros, emiten ozono que acabarán con las partículas de olor. Los ionizadores son  perfectos para adaptarse a cualquier condición de espacio, tanto a aquellos lugares pequeños, cómo a lugares más amplios (en estos últimos casos se recomiendan encarecidamente). El ozono tiene la particularidad de oxidar las partículas que hay en el ambiente; en este caso las partículas de olor a marihuana, consiguiendo no sólo que el olor no se extienda, si no que también purifica el entorno.

Otra alternativa que se nos presenta para estas situaciones son los llamados filtros de carbón activo. La particularidad de este tipo de producto es que son capaces de retener partículas de olor en el interior. Gracias a ello, aunque tengamos un cultivo masivo, se evitará que las partículas de olor puedan llegar a salir al exterior.

Aquellas personas que tengan uno o varios extractores, y que estos tengan una frecuencia de extracción bastante alta, deberían de emplear varios filtros de carbón para asegurarse de que los olores no se van a  escapar.

Saber escoger un buen sistema para determinar cómo quitar el olor a marihuana es muy importante: ten en cuenta que un descuido en la seguridad podría llegar a alertar a las personas que viven en el mismo bloque, lo que hará que a la larga descubran que existe un cultivo.

¿En qué situaciones se recomiendan?

Los sistemas para quitar el olor están recomendados para cultivos, tanto para aquellos pequeños, cómo grandes. En el momento en el que se empiece con el cultivo, el olor que emitirán las plantas no será apenas apreciable. Sin embargo, tal y cómo hemos comentado, este olor se irá incrementando a medida que crezcan y maduren. Un error muy importante es no tener en cuenta este incremento de olor y no estar preparado ante ello.

Si el cultivo es bastante pequeño, puedes decantarte directamente por un ambientador (de que acaban con hasta los olores más fuertes), o por un producto neutralizador de olores mucho más avanzado.

Si el cultivo es grande, o el olor es más que evidente, vale la pena que hagamos una inversión en un ozonizador. Son sistemas más complejos, por lo que no son precisamente económicos, pero, a cambio, te asegurarán que acabarán con las partículas de cualquier olor no adecuado.

Recuerda que también tienes a tu disposición los filtros de carbón activo, aunque estos no son infinitos. Cuando pase un cierto tiempo habrá que sustituirlos por filtros nuevos.

Eliminar olor a marihuana es sencillo si eres prudente y tienes los productos adecuados.