Aditivos

25 artículos

Cada vez podemos encontrar en el mercado más aditivos para nuestros cultivos. Estos productos son muy importantes cuando estamos hablando de cultivos exóticos; por ejemplo, a la hora de tratar un cultivo de marihuana, los aditivos que se la aplicarán son fundamentales.

El cultivador que empieza es muy posible que no tenga muy claro que producto usar, ya que muchas veces no queda claro el uso de los mismos.

¿Qué son y para qué sirven?

Podemos definir un aditivo cómo un producto que proporciona un cierto nivel de nutrientes a la planta (complementos nutritivos y/o vitamínicos).

La idea del uso de este producto es cubrir todas las necesidades que pueda tener la planta durante el cultivo.

Antes de usar aditivos forte, o cualquier otro producto, es importante conocer para que sirven todas las fórmulas que hay en el mercado. Cómo analizar producto por producto podría ser un dolor de cabeza, los expertos los han clasificado de la siguiente manera:

Tipos de aditivos para la marihuana

Estimulantes de raíces

Estos productos están destinados a estimular la raíz; así está podrá crecer mucho más rápido, y al mismo tiempo ser más resistente. Si se utilizan aditivos marihuana para esta situación, la planta creará un buen sistema radicular, lo que indicará que podrá ser una buena productora de cogollos.

Aunque si bien es cierto que este producto se puede emplear a lo largo de todo el ciclo de crecimiento, lo más interesante es hacerlo durante las 2-3 semanas de vida, o en el momento en el que haya que trasplantarlas.

Los estimulantes de raíces no contienen fertilizante, por lo que no afectará negativamente a las plantas más pequeñas.

Abonos de crecimiento

Estos abonos no son más que un tipo de fertilizante con una fórmula que aporta a la planta desde nitrógeno, fósforo, potasio, así como algunos micro-elementos variados.

El abono de crecimiento se combina con el agua de riego a lo largo del ciclo de crecimiento. Se empezará a usar desde el momento en el que la planta llegue a las 3-5 semanas de vida.

Es muy importante asegurarse de que no es demasiado pronto para usar el abono; si así fuera, podríamos quemar el cultivo (en especial a las plantas que son demasiado pequeñas).

Abonos de floración

La diferencia entre este tipo de abono y los anteriores es que estos cuentan con un elevado contenido de potasio y de fósforo (elementos que necesitará la planta cuando llegue a la etapa de floración).

Se combina con el agua de riego para que la planta tenga capacidad de formar nuevos y vigorosos cogollos.

El objetivo de usar abonos de floración es rentabilizar la inversión que hemos hecho en el cultivo, ayudando a que se formen los cogollos.

Estimulantes de floración

Tienen la misión de engordar los cogollos y de hacer que sean más duros. Todo ello elevará la calidad del cogollo final.

Algunos estimulantes de floración están compuestos por ciertos elementos cómo azúcares y melazas. Estos componentes, además de conseguir el engorde que hemos descrito, también mejorarán el sabor del producto final.

Enzimas

Por último, cómo aditivos marihuana más destacados también tenemos las enzimas. No son más que proteínas que aceleran los procesos que se dan en la descomposición.

El principal objetivo de usar enzimas es limpiar las raíces de las plantas, evitando que un exceso de sales les pueda llegar a afectar.

Esos son los principales aditivos para marihuana que puedes usar en tu cultivo.