Lamparas de bajo consumo

2 artículos

Las lámparas de bajo consumo son una buena solución para cultivo de marihuana. Su principal características es que emiten una luz muy potente, pero al mismo tiempo el calor es mínimo.

Sin embargo, son muchas las ventajas las que las definen.

¿Qué son y para qué sirven las bombillas de bajo consumo?

Las bombillas bajo consumo suelen utilizarse para un cultivo interior pequeño, para controlar la temperatura y evitar que suba en exceso. Si alguna vez has cultivado marihuana, o al menos tienes unas mínimas nociones sobre cómo se tiene que hacer, sabrás que es una planta muy delicada que requiere de recrear un hábitat muy específico. Si la temperatura es muy elevada, la planta se quemará. Si la temperatura es baja, no crecerá.

Estas bombillas se pueden tener cerca de las plantas sin que se quemen. Además, dependiendo de la fase de evolución en la que se encuentre la planta, podremos elegir una temperatura de color diferente dependiendo de la bombilla que hayamos comprado.

Estas son sus principales características:

  • Potencia: Una bombilla de cultivo interior de bajo consumo puede estar disponible en una potencia comprendida entre los 105 y los 250W. Eso si, dependiendo de la potencia que elijamos, podremos cubrir un espacio más o menos extenso:
  • 100W -> 60 cm x 60 cm.
  • 150W -> 80 cm x 80 cm.
  • 200W -> 1 m x 1 m.
  • 250W -> 1,2 m x 1,2m.
  • Mínima emisión de calor: La iluminación de bajo consumo se suele recomendar para entornos demasiado calurosos o para la estación veraniega. Si ya tenemos lámparas HPS, en el momento en el que las sustituyamos por bombillas de bajo consumo notaremos como la temperatura del lugar desciende de una forma más que importante, pero sin sacrificar que las plantas sigan recibiendo la luz que precisan para crecer.
  • Luz: Podemos encontrar bombillas de bajo consumo especiales para la floración, cómo para el crecimiento. Una bombilla de bajo consumo para crecimiento tiene un color blanco fuerte, que emita el color de la luz del sol en primavera. Gracias a esto, la luz crecerá poco a poco, hasta que al llegar el verano tendrá que florecer.

Por otra parte, las bombillas de bajo consumo para floración tienen una tonalidad más bien naranja, cómo la que el sol emite en los meses de verano y de otoño.

También tenemos luces de bajo consumo mixtas, siendo la mejor opción para usuarios iniciados. Estas emiten una tonalidad intermedia; una luz no demasiado blanca ni demasiado anaranjada.

¿Para qué cultivo se recomienda?

Las lámparas de bajo consumo para cultivo se recomiendan para espacios pequeños en los que es muy importante que la temperatura no suba mucho. También son ideales para aquellas personas que quieren cultivar un volumen importante de plantas exóticas, pero no quieren pagar auténticas millonadas en la factura de la luz.

Una de las ventajas de este tipo de iluminación es la posibilidad de encontrar bombillas que se pueden usar para las diferentes fases evolutivas (es decir, para la fase de crecimiento y de floración). Cómo ya hemos comentado, este recurso ayudará a que las personas no iniciadas se puedan familiarizar con el proceso.

¿Por qué utilizar bombillas de bajo consumo?

-Porque emiten una mínima cantidad de calor, evitando que las plantas se quemen.

-Porque el consumo es muy reducido.

-Porque hay bombillas especiales que se ajustarán a cualquier etapa evolutiva de la planta.

-Al emitir menos calor, no perjudican tanto al medio ambiente, lo que las hace más ecológicas.

Ya sabes porque deberías de sustituir las bombillas clásicas del cultivo interior por bombillas bajo consumo.

También te pueden interesar las bombillas de calor