Fluorescentes

1 artículo

Aquellas personas que se quiere dedicar al cultivo de plantas exóticas deberías de conocer en detalle todos los instrumentos y materiales que necesita para lograr los mejores resultados. Por ejemplo, en el caso de que se quiera cultivar marihuana, teniendo en cuenta lo delicada que es la planta del cannabis, conviene estar seguros de lo que se hace.

Lo primero que tendremos que hacer es elegir las semillas y preparar la zona que vamos a dedicar al cultivo (por ejemplo, puede ser un armario especial para ello, con unas dimensiones perfectas para integrarlo en cualquier parte de la casa). El sitio que elijas no debe de estar transitado, para evitar posibles accidentes.

Desde que las semillas empiecen a germinar será necesario emplear luz artificial, ya que así lograremos que la planta crezca hasta que de cuantiosos cogollos. Y es precisamente en la búsqueda de un buen sistema de iluminación en dónde solemos cometemos los peores errores.

Es muy importante encontrar el tipo de luz adecuado para cada fase de crecimiento. Algunas personas usan focos de luz amarilla de gran potencia, pero que tienen asociado un alto consumo.

Un buen sistema de iluminación para mantener las plantas son los fluorescentes de bajo consumo. En las siguientes líneas vamos a estudiar sus características con todo detalle:

¿Qué son y para qué sirven?

Los fluorescentes permiten que un cultivo interior pueda llegar a marchar según lo esperado. Por un lado tienen un mínimo consumo, lo que nos ayudará a ahorrar en la próxima factura de la luz.

Al mismo tiempo, emiten una luz blanca que tiene asociada una mayor duración al paso del tiempo.

Es importante considerar que existen diferentes variaciones de plantas de Cannabis, aunque, salvo algunas excepciones, el cuidado es el mismo.

Lo más importante es elegir un tipo de luz que sea de bajo consumo, y a la vez de luz blanca. Este tipo de luz, que consiguen los fluorescentes de bajo consumo, logrará mantener las hojas en las mejores condiciones, evitando que se puedan quemar, o bien que nos les llegue la potencia suficiente como para poder desarrollarse.

¿Para qué situaciones se recomiendan unos fluorescentes baratos?

Los expertos recomiendan utilizar fluorescentes baratos, pero de calidad, en aquellas zonas de espacio reducido (cómo en interiores), para evitar que la planta se deteriore y crezca cómo nos imaginamos. También son una buena opción para ayudarnos a controlar el calor en determinados espacios.

Por ejemplo, en el caso de que quieras cultivar la planta en la estación de verano, cómo la temperatura del entorno ya será elevada, necesitarás de una lámpara que no la incremente todavía más. Y es en este punto en el que los fluorescentes te pueden echar una mano.

La planta de cannabis, en la naturaleza, necesita de la luz blanda de los cielos de primavera para crecer. Y esto es precisamente lo que emulan los fluorescentes; una característica luz que les ayudará en la etapa de crecimiento, evitando que sus hojas se puedan marchitar por el camino.

Por otra parte, también ofrecen una buena luz para el proceso de floración (es decir, en el momento en el que deben de producir cogollos). Y es que estas bombillas especiales no sólo pueden adoptar la luz blanca, si no que también las podemos encontrar en tonalidades similares a la época del otoño.

Por otro ello, los fluorescentes de bajo consumo son perfectos para usar en interiores, para mantener plantas madre, para esquejes y muchas otras actividades.

Así que ya sabes, puedes hacerte con fluorescentes baratos para ayudar al crecimiento de las plantas, evitando al mismo tiempo pagar mucho de luz.

También te puede interesar una bombilla para cultivo interior