Kit 250W

3 artículos

¿Qué son y para qué sirven?

Los kits de iluminación son completos sets que vienen equipados con todo lo necesario para que cultivemos marihuana en interiores. Están diseñados para que los podamos instalar sin complicaciones, aunque dependerá del set que elijamos.

En el kit cultivo se incluye balastros, bombillas y los reflectores. En relación a los balastros y las bombillas, estos habrá que elegirlos en base a la potencia que más nos interese. Por ejemplo, si nuestra intención es hacer una cantidad reducida, y no tenemos un armario demasiado grande, entonces deberíamos tirar por la potencia mínima: 250W.

Cuando hablamos de un kit cultivo 250W, nos estamos refiriendo a que tanto las bombillas como los balastros tienen la misma potencia. De nada serviría que uno de los dos elementos tuviera más potencia que el otro.

¿Para qué tamaño de armarios se recomiendan?

Un kit cultivo interior 250W se suele emplear para los armarios más pequeños. Si tenemos un armario grande y trabajamos con esta potencia, lo más probable es que no consigamos los mismos resultados en todas las plantas; las que estén más cerca de los focos pueden dar cuantiosos cogollos, pero no las que están más lejos.

Un kit solar 250W está recomendado más bien para armarios reducidos, cómo puede ser de dimensiones de 60 cm x 60 cm x 140 cm. Sin embargo, también pueden funcionar medianamente bien en armarios de 80 cm x 80 cm x 160 cm (siempre y cuando no los tengamos llenos de plantas). No obstante, en este último caso, quizá valdría la pena que nos fuésemos a un kit de 400W.

¿Cómo usar las luces?

Cuando queremos montar un kit de autoconsumo solar de 250w, son muchos los factores los que se deben de considerar para lograr los mejores resultados. Los factores más importantes son el tipo de luz usada, así como la potencia que podemos conseguir.

De hecho, según las opiniones de los expertos, los mayores errores que cometemos en el cultivo de cannabis están relacionados con la elección de un tipo de luz incorrecta. Algunos tipos de bombillas nos permitirán conseguir el mejor rendimiento posible (es decir, la mejor relación entre lumen x vatio). Sin embargo, una bombilla con mucha potencia suele emitir mucho calor, lo que puede hacer que la planta se queme.

La planta de la marihuana requiere de dos luces de diferentes colores para cada una de las etapas evolutivas. En la etapa de crecimiento requerirán de luz azul (de entre 450-500nm), mientras que en la etapa de floración requerirán de una luz roja (de entre 610-760nm).

En la etapa de crecimiento, el uso de bombillas con luz azul logrará que la estructura de la planta se haga mucho más férrea, preparándose así para cuando llegue el momento de la floración.

Será en ese momento cuando habrá que cambiar a una luz roja, ya que ayuda a florecer el cannabis de forma natural.

También se suele emplear la luz verde cuando no debería de haber ninguna luz. Según los estudios, esta luz permite trabajar con las plantas sin causarles ningún tipo de estrés.

Cada kit cultivo 250W entraña diferentes elementos que deben de ser considerados, y no se debe de analizar la potencia y el tipo de luz que emite. Por ejemplo, dependiendo del reflector elegido, tendremos una mayor capacidad para concentrar la luz que se desvía en un único punto, aprovechando la energía al máximo.

Ya conoces las principales características de los kits de 250W.

También te pueden interesar estos kit de iluminacion