Kit 400W

2 artículos

¿Qué son y para qué sirven?

Si has elegido ya un armario de cultivo que cubra tus necesidades, el siguiente paso será elegir un kit de cultivo interior y empezar. Los kits de cultivos son una herramienta que nos permitirá poner en marcha un cultivo propio de marihuana en interiores, de forma discreta, permitiendo filtrar el olor para que nadie sepa lo que estamos haciendo.

Estos kits tienen la particularidad de estar compuestos por todos los materiales que nos hacen falta para empezar con el cultivo. Es decir, que no hará falta que seamos unos expertos (por lo menos no para empezar), ya que el kit lo tendrá todo.

Un aspecto clave que nos llamará la atención cuando empezamos a evaluar diferentes kits es que vendrán identificados con una determinada potencia (por ejemplo, de 250W, 400W, 600W o 1000W).

¿Qué significa esto? Básicamente nos estará diciendo la potencia que va a tener la bombilla para emitir luz. Dependiendo de las dimensiones del armario, además de la cantidad de plantas que vayamos a tener en él, necesitaremos un kit con un mayor nivel de potencia.

Un kit iluminación 400w es un set estándar, para personas que buscan conseguir un nivel de cultivo algo elevado (aunque no demasiado). Lo deseable sería obtener una relación de 1W por 1gr (es decir, por ejemplo, que por cada 400W de consumo consiguiéramos 400gr de producto), aunque esto es muy complicado de conseguir en la práctica.

Estos kits están compuestos por balastros, bombillas y reflectores.
Con un kit cultivo interior 400W, raramente llegaremos a la cantidad de 400 gramos, pero sí que deberíamos conseguir más cantidad que con un kit de 250W (por lo menos en teoría).

¿Para qué tamaño de armarios se recomiendan?

Un kit indoor 400w es compatible tanto con armarios pequeños cómo con armarios medianos-grandes. Por ejemplo, pueden abarcar desde una medida de 80 cm x 80 cm x 160 cm hasta 100 cm x 100 cm x 200 cm.

Si el armario es más pequeño quizá no compense; puede que con un kit que tuviera menos potencia consiguiéramos el mismo resultado, lo que nos ayudaría a reducir en consumo.

Al mismo tiempo, no se recomienda que el kit se adapte a un armario que sea demasiado grande: más que nada porque no reunirá la potencia suficiente como para responder a las necesidades del proyecto.

¿Cómo usar las luces?

Lo primero que tenemos que saber para cultivar marihuana es que el proceso de evolución se divide en dos grandes bloques, y que en cada uno de ellos habrá que usar un tipo de iluminación diferente:

  • Etapa de crecimiento: Durante la etapa de crecimiento se utilizará un tipo de luz azul (450, 500nm). Con esta iluminación se estimulará la estructura de la planta, para que esté preparada para el proceso de floración y dé los mejores resultados.
  • Etapa de floración: En cambio, durante la etapa de floración se debe de trabajar con luces de espectro rojo. Este tipo de iluminación permite estimular a la planta; y esto tiene su razón de ser, ya que es un color que imita el espectro natural de luz durante la estación de otoño (que es cuando florece el cannabis naturalmente).

Los cultivadores profesionales también emplean la luz verde. Esta luz se utilizará para cuando tienen que trabajar con la planta cuando las luces tendrían que estar apagadas; y es que el color verde no entra en conflicto con la naturaleza de la marihuana, por lo que evitará que se pueda llegar a estresar.

Puedes empezar con un kit iluminación 400w barato, y más adelante, si la cosa va bien, elegir uno con un mayor nivel de prestaciones.

También te pueden interesar estos kit iluminacion led