Kit iluminación CFL

2 artículos

Las bombillas CFL son un tipo de lámpara que utiliza la tecnología de los tubos fluorescentes de toda la vida, pero con un menor tamaño. Son resistentes, tienen un consumo reducido y emiten un gran nivel de calor.

Es por ello por lo que, además de otros usos, se suelen emplear para el cultivo de Cannabis.

Lo que debes saber de ellas

La bombilla CFL (bajo consumo), se ideó para sustituir a las bombillas incandescentes con el objetivo de principal de minimizar el impacto que estas tenían en el medio ambiente.

Estas bombillas se crearían en los primeros años de los años 80, y han ido evolucionando hasta a nuestros días, ofreciéndonos un tipo de tecnología muy útil para ciertos usos.

Características

  • Consumo: Las lámparas CFL se caracterizan por conducir muy poco. Los estudios han demostrado que con estas bombillas se puede ahorrar hasta un 75% en comparación con las bombillas incandescentes.
  • Duración: No emiten tanto calor, por lo que el mecanismo interno no se fuerza tanto y consigue aguantar mucho menor el paso del tiempo. Se calcula que una bombilla CFL puede llegar a durar hasta 12 veces más que las bombillas incandescentes
  • Intensidad: Teniendo en cuenta las características anteriores, podríamos llegar a pensar que la intensidad de las bombillas va a ser más reducidas… pero lo cierto es que tienen la misma intensidad de luz que las bombillas tradicionales.

Tecnología

Cada bombilla está compuesta por un tubo de vidrio relleno una mezcla de gases nobles y mercurio. En el momento en el que se enciende la luz, a nivel interno se producen electrones que harán que se produzcan todas las características que hemos comentado anteriormente.

El diseño original es muy diferente al de la bombilla CFL que tenemos hoy en día: el diseño más pequeño y manejable se le atribuye al ingeniero Edward Hammer.

Color de la luz

En el momento en el que estas bombillas aparecerían en el mercado, tan sólo se podía encontrar en un color natural que se acercaba al azul. Sin embargo, ahora mismo se pueden comprar en varios colores, gracias al relleno de gas que tienen y a su recubrimiento.

Es por ello, por lo que se pueden usar en actividades variadas, cómo en el cultivo de marihuana. El cultivo con CFL te permite elegir la tonalidad que más se ajuste al proceso de crecimiento en cuestión.

Intensidad de la luz

La intensidad de una bombilla CFL en comparación con una bombilla tradicional es prácticamente la misma. Sin embargo, el calor que emite esta primera es claramente inferior.

Las bombillas CFL para cultivo permiten conseguir la temperatura de color que necesitemos en cada fase de crecimiento, pero al mismo tiempo controlar que el calor no sea excesivo. Si fuera así, quemaríamos la planta antes de ver resultados.

Limitaciones de la bombilla de bajo impacto

Sin embargo, hay algunos peros que se deben de considerar a la hora de decantarnos por bombillas de bajo consumo.

Por ejemplo, están más bien recomendadas para aquellos lugares en dónde están encendidas durante mucho tiempo (por ejemplo, en el cultivo con cfl indoor).

En cambio, no se recomienda para aquellos lugares en los que se enciendan y se apaguen de forma continua.

También hay asociaciones de consumidores que critican el uso del mercurio para dar forma a la bombilla. Hay estudios que relacionan que la cantidad de mercurio de estas bombillas puede ser perjudicial para la salud, pero todavía no se ha encontrado nada concluyente.

Las lámparas cfl se recomiendan para actividad como cultivo interior, así como para otros muchos lugares.

También te puede interesar un kit de iluminacion