Tierra

14 artículos

¿Qué es y para qué sirve?

Los sustratos de tierra son compuestos que ayudan a que se desarrollen los diferentes cultivos. Dependiendo del tipo de planta que estemos intentando hacer crecer, necesitaremos de un sustrato más específico. Mientras que algunas se contentan con cultivos sencillos, los cultivos exóticos requerirán de un sustrato de una mayor calidad.

Por ejemplo, a la hora de cultivar cannabis habrá que contar con un buen sustrato para marihuana.

Las plantas de cannabis requieren de un buen ambiente para obtener el oxígeno que necesitan en todo momento. El sustrato le permite conseguir los nutrientes que precisa para su desarrollo.

Esta combinación de factores le permite lograr un desarrollo óptimo, lo que le permitirá rentabilizar la inversión al jardinero.

Sustratos por tipo de clima

A la hora de comprar sustrato universal barato, de cualquier marca, lo primero que descubriremos es que existen diferentes clasificaciones. Aunque esto pueda parecer una ventaja, si nunca hemos comprado este producto, podemos sentirnos confusos antes de tomar una decisión.

Sin embargo, la elección es fácil: los sustratos se suelen clasificar en base al tipo de clima en el que se van a usar.

  • Para climas secos: Si vivimos en un clima seco, entonces habrá que comprar un sustrato cannabis adaptado a este tipo de tiempo. Son productos que están preparados para absorber una mayor cantidad de agua, consiguiendo que la planta esté hidratada durante mucho más tiempo.
  • Para climas húmedos: En cambio, si vivimos en un lugar en dónde la humedad es más bien elevada, entonces la idea es trabajar con un tipo de sustrato que no retenga tanto la humedad. Ten en cuenta que este factor es precisamente lo que atrae a los hongos e insectos, y estos acabarán con la cosecha sin que nos demos cuenta.

Algunos sustratos tienen capacidad para mantener húmeda la tierra durante 30 días, incluso hasta durante toda la fase de crecimiento o de floración.

  • Para climas intermedios: Y si el clima no es ni demasiado seco, ni demasiado húmedo, entonces nos tendremos que decantar por una opción intermedia. El tiempo de humedad que ofrece estará comprendido entre las dos opciones anteriores.

Tipos de sustrato

  • Sustratos estándar: Este tipo de sustrato aporta todos los nutrientes que la planta necesita durante su ciclo vegetativo. La idea es que el jardinero no tenga que abonar, por lo que se puede despreocupar hasta cierto punto.
  • Sustratos light: Son aquellos que tienen una menor carga de nutrientes; es por ello, por lo que el cultivador debe de aportar un extra de abono de crecimiento en el momento en el que las plantas lo necesiten (que suele ser a partir de la 4 semana de crecimiento).
  • Sustrato con fibra de coco: Son un tipo de sustrato para marihuana muy avanzado; permite que las raíces tengan un crecimiento explosivo, lo que permitirá crear una estructura desde la que se conseguirá unos cogollos grandes, vigorosos, a la par que endurecidos.
  • Otras opciones: Además, también tenemos otras alternativas de sustrato cannabis (pero enfocadas a un tipo de cultivo hidropónico), cómo el mapito, la lana de roca o la arcilla expandidas.

Recuerda que existen ciertos productos que nos permiten mejorar el medio de cultivo, cómo la vermiculita y el humus de lombriz, que al mismo tiempo tienen la capacidad de reducir la frecuencia del riego que requiere la planta del cannabis.

Elige un buen sustrato para marihuana, aplícalo de la forma correcta, y no tardarás en descubrir cómo la inversión en la planta ha dado sus frutos.